8 ene. 2016

Massimo se merece rehacer su vida

Massimo fue encontrado por su ángel de la guarda atado a un poste de teléfono, solo, sin agua ni comida y ensangrentado. A pesar de no poder hacerse cargo de él, esta persona lo llevó al veterinario y le curó las heridas, y ahora está buscándole un hogar definitivo en el que le quieran y pueda rehacer su vida.

Es un macho, mezcla de labrador, nacido aproximadamente a principios de 2015.

Es un perro estupendo, lo ha pasado muy mal y ahora se merece una buena familia que cuide como toca.

Contacto Vicente: 665 42 58 15

Haz 'click' en la foto para agrandarla. 
Publicar un comentario